Noia de Vidre (aquesta ets tu)

Loading...

miércoles, 28 de agosto de 2013

COSAS QUE NO HAY QUE DECIRNOS

Hace semanas que no paro de releer una entrada del blog de Némesis (compañera de un foro de ayuda mutua para víctimas de abusos sexuales infantiles) 

El blog me lo recomendó Eva, una gran amiga.

Hay una entrada en concreto: ÉSTA que la he leído más de siete veces.
Y no puedo evitar enlazaros el texto para que lo leáis, pero a la vez, poder formular yo las preguntas, ya que yo también participo en dicho foro y cómo Némesis, sé lo que es que alguien "se atreva" a preguntarte tal cosa.

Creo conveniente leer el texto de Némesis y leer luego el mío, para ver puntos distintos de víctimas, de cómo lo han vivido y lo están viviendo.
Y ojalá lo hagan más chicas del foro, porqué podremos ver que en muchas preguntas coincidimos y en otras no.

(Me explico. Cada persona es distinta y cada historia es distinta, pero en muchas cosas, las supervivientes de abusos sexuales pensamos igual)



Dicha y echa la introducción me lanzo a las preguntas:

¿Por qué no lo contaste entonces?

¿Por qué no lo denunciaste si tanto daño te hizo?

No lo conté por miedo. Es lo primero que te contestará casi la mayoría de víctimas de abusos sexuales.
Miedo a cualquier cosa.
En el caso de Némesis ya lo cuenta en su blog.
En mi caso era similar. Cómo en la mayoría de los niños es miedo a perder a aquella persona adulta a la que idolatras. Y miedo a que no te crean. Miedo a que te culpen. Miedo a ser la culpable de romper dos familias, ya que en mi caso, el abusador, era un muy buen amigo de la familia.
No lo conté hasta hace un poco más de medio año (tengo 29 años)
Obviamente cuando lo quise denunciar (yo sola, por mi cuenta, hace casi tres años, los mossos de esquadra me informaron de que ése tipo de casos prescribían) 
Allí me prometí que nunca se lo contaría a mis padres.
Pero por cosas de la vida, finalmente la bomba estalla.

Si hablas ahora de ésto es para dar pena, o para vengarte...
Te gusta hacerte la víctima ¡Te encanta llamar la atención y ya no sabes por donde salir!

Si hablo ahora de ésto es porqué toca hablar de ésto.
Hablo de mis abusos sexuales cuando quiero, porqué es mi cuerpo y me lo destruyeron.
Y no hablo precisamente con alegría y orgullo.
Tampoco hablo para dar pena.
En mi caso, hablo para que llegue a cuanta más gente mejor.
Se que no se puede hacer justicia. Se que él no acabará en la cárcel y sé que las otras chicas de las que abusó las ha paralizado el miedo de tal forma que no hablarán jamás.
Sigo hablando del tema (aunque a muchos os moleste) porqué creo que ya que en mi caso no se ha podido hacer justicia, ni se pudo evitar el abuso, quiero "gritar" a los cuatro vientos lo que me pasó, para que los futuros niños de nuestra generación no tengan miedo y estén prevenidos.
Es cómo intentar gritar: NO AL ABUSO SEXUAL INFANTIL.
Y éso nadie me lo puede impedir.

Pobrecita...

Por cada persona que dice ésta palabra, mi nudo en la garganta augmenta.
No hay que sentir lástima hacia una persona que ha sufrido abusos sexuales infantiles.
Pues somos muy fuertes, no precisamente "pobrecitas" o débiles.
Pero necesitamos apoyo, no precisamente lástima.

Debes tratar de superarlo. Pero ésto ocurrió hace mucho tiempo. No sirve de nada remover el pasado.

En mi caso se juntan muchas cosas y no es fácil de explicar.
Cuándo me diagnosticaron TLP (Trastorno límite de la personalidad) intentaron buscar la raíz del problema y llegaron a la conclusión (totalmente cierta) que lo que me hizo estallar fueron los abusos sexuales.
En mi caso, empezaron con seis años.
Los abusos sexuales, en la mayoría de casos, dejan secuelas, secuelas importantes.
No es cómo un resfriado, que se te pasa y listo.
Los abusos sexuales son cómo un tatuaje. Algo que va contigo para siempre (e incluyo sus secuelas)
Con ésto no quiero decir que tengamos que ser unas amargadas.
Podemos llegar a ser felices.
Hay gente que es feliz y que con terapia y ayuda, supera éstas secuelas y sigue adelante, pero el tatuaje sigue allí.
Digamos que no se supera, se aprende a vivir con ello.
Y si, ocurrió hace mucho tiempo....tanto, que me marcó de por vida y mi mente jamás lo olvidará.
Y en mi caso si que sirve de mucho remover el pasado, lo que pasa es que hay mucha gente a la que no le gusta leer u oír ciertas cosas.
Pero yo tengo que seguir con mi lucha, que es mi terapia.

¡Pero si solo era un juego de niños! ¿No estarás exagerando las cosas? ¿Puede ser que haya parte de imaginación en tus recuerdos?

En mi caso, NADIE me ha preguntado nunca ésto.
Cuando se lo comente a mis padres, solo bastó decir que abusaron de mi cuando tenía seis años.
Que fué desde los seis a los catorce y el nombre de la persona.
Lágrimas en los ojos.
Me abrazaron. Y desde entonces he tenido su apoyo incondicional.
Hace falta decir que no fué un miembro de la familia. Fué un amigo muy íntimo de la familia.
Si que le han echo ésta pregunta a mi madre y a mi hermana.
Cómo si yo, por culpa del TLP, me estubiera inventando los abusos, incluso llegaron a decir que manipulé los tests del hospital, para engañar al psiquiatra y que saliera positivo en abusos sexuales (como si se pudiera elegir)
Cosa que me cabrea y no consiento.
Supongo que cada vez queda más que claro que si que he sido abusada. Y que obviamente a la familia del abusador no le gusta que yo hable de ésto, pero lo siento, no son imaginaciones mías.

¿Te penetró, o sólo te tocó? ¿Pero fue una vez o varias?

Creo que ésto carece de importancia, sinceramente.
Y la gente que ha sufrido abusos estará totalmente de acuerdo conmigo.
Desde fuera, muchas veces se intenta buscar el morbo.
A mi que me gusta mucho el cine, pondré un ejemplo.
Nunca he podido ver la película: Los hombres que no amaban a las mujeres 
Toda la gente que conozco la podía ver y se leía el libro. Y unas críticas excelentes.
Pues yo no pude. Era llegar a una escena donde la chica era violada brutalmente y tenía que parar la película.
Bien, ésta película fue un super taquillazo. ¿Por el morbo? seguro que si, apuesto a que si, a parte de su buena base, imagino, sino no hubiera llegado a ninguna parte.
Bien, comparemos otra película: No tengas miedo Otra pelicula que trata los abusos sexuales, pero desde otro punto de vista muy distinto.
Ninguna escena de sexo violento, no obcena.
Solo se centran en ver cómo lo vive la persona que está siendo abusada. Su comportamiento, sus miedos, etc...con mucho tacto y delicadeza.
¿Taquillazo? No. La gente que no ha sufrido abusos no entiende la pelicula. (a no ser que entiendan bastante del tema. Psicólogos, psiquiatras, educadores, etc...)
Así de sencillo. 

Pues lo mismo pasa en la vida real.
Puede quedar igual de traumatizada una persona a la que solo se le han practicado tocamientos puntuales durante seis o siete años, o otra que solo fué violada una o dos veces.
¿Por qué? Porqué cada persona es distinta y la mente de cada persona es distinta.
Incluso hay gente que no recuerda nada y de golpe en su madurez le vienen recuerdos. (Ésto ocurre cuando los abusos han sido tan graves que tu mente los tapó)

Cada persona es un mundo.

Parece que te tomas el abuso sexual cómo estandarte de tu vida. Supéralo ya.

No diría tanto, pero casi que si.
Recordemos que una persona que ha sufrido abusos sexuales es cómo la que lleva un tatuaje para toda la vida o la que lleva silla de ruedas.
¿Como vas a estar diciéndole a un paralítico que lo supere?
Entendamos que si, que lo nuestro es nuestro tatuaje mental, y que no hace falta que nos lo vayan pinchando cada dos por tres.
¿No os habéis preguntado que quizá hay mucha gente que ya lo ha superado pero que os molesta verlos con éste tatuaje?
Quizá como ver a gays por la calle o gente con discapacidad....
¿Es que sigue siendo un tema tan tabú? (Si)
Reflexionad.
En mi caso, aún lo tengo que superar, cierto, pero el tatuaje no desaparece.

Tal vez no deberías contarlo... No hace falta que lo sepa todo el mundo.

Una de las primeras cosas que me recomendó la psiquiatra cuando le comenté que quería confesar los abusos a mis padres fue que si realmente estaba segura adelante.
Me advirtió de los pros y los contras diciéndome que podría ser posible que me dieran la espalda, pero aún así me arriesgué.
Mi psiquiatra se alegró mucho, porqué dijo que en éstos casos lo que hay que hacer es: DECIRLO.
Pero evidentemente nunca se puede obligar a una víctima a hablar si no quiere.
Cómo mucho a veces los niños ya hacen el esfuerzo de contarlo a los psicólogos y de éstos pocos, otros pocos lo acabarán contando a sus padres, etc...
Cualquier especialista (psicólogo, psiquiatra, etc....) te dirá ante un caso cómo éste que lo más recomendable es hablar, decirlo.
Y ésto de que no hace falta que lo sepa todo el mundo....bueno.
A según que personas no les interesa que lo sepa "todo el mundo" para que su imagen no quede sucia.
Pero por experiencia propia digo que yo, cómo persona adulta, y por los abusos que he pasado, tengo derecho a hablar de ésto cuando quiera.
No he firmado ningún pacto de silencio.
Ya callé durante demasiado tiempo.
Quien no quiera oír que se tape los oídos. Quien no quiera leer, que no lea.
Soy una persona libre que habla de su vida. YO NO TENGO QUE AVERGONZARME DE NADA.

¿Puedes tener relaciones sexuales?

Hay gente que le quedan secuelas de por vida con ésto y no puede tener relaciones sexuales.
Hay gente que es todo lo contrario.
Depende mucho de la persona y de las épocas.
Yo ahora soy una persona adulta pero estoy pasando por una época complicada, éso no significa que no pueda tener relaciones sexuales.
Las puedo tener, pero no siempre han sido satisfactorias.Empecé con promiscuidad y el fantasma de los abusos sexuales me ha afectado y me afecta bastante en éste tema, pero no me atormenta, que es lo importante.

¿Por qué a mi?

Cómo dice Némesis en su blog: todas nos hacemos ésta pregunta.
Y es cierto.
En que se basó aquél energúmeno para elegirme a mi y no a otra (a parte de otras de las que tengo constancia)
Algunos especialistas dicen que es por la debilidad.
Quizás yo era una niña frágil e inocente. Si, lo era. Pero nadie le dio permiso para destrozarme la infancia.
No sé que vio en mi para decidir romper mi inocencia y satisfacer sus necesidades sexuales, pero ahora ya no hay marcha atrás.


Ni justicia adelante.

Sólo yo puedo seguir adelante, es lo único que espero de la vida.
Luchar y hacer lo posible, cómo superviviente, para curar-me de todo ésto y sus secuelas.










jueves, 8 de agosto de 2013

Había una vez una niña... (Parte 2)

Las noches en las que Ismael venía a hacer de canguro fueron pocas pero eternas.

Recuerdo que sin decirme nada ya sabía lo que tenía que hacer.
Cuando todos estuvieran dormidos tenía que bajar al comedor a sentarme en sus piernas hasta que se cansara.

Esto solo fueron unos días.

El plato fuerte sucedió un día inesperado en los que, cómo todas las noches bajé para hacer lo mismo de siempre, pero él ya se aburrió de aquello.



Me acuerdo que le picó una medusa en la playa, justamente en el muslo.
Y me dijo que le lamiera para curarle.
Yo me negué, pero si no lo hacía me chantajeaba.

Empecé a lamer la mancha aquella y sé quitó los pantalones porqué dijo que así sería más cómodo.
Vi una cosa que no había visto en mi vida, un pene en erección.

Luego me dijo que ya no le dolía la mancha de la medusa, que le lamiera lo que tenía entre las manos.
Yo no quería.
Y él me arrastraba y me puso la cara encima, pero yo no hacía nada.
Él se enfadó y me dijo, ya enfadado, que por favor lamiera aquella zona o que abriera la boca.
Finalmente lamí un poco y me obligó a tocarle.
Si no lo hacía bien (según él ) se enfadaba mucho.

Decía que tenía que hacerlo bien porque sino diría a todo el mundo que yo era una puta.

En una de esas.
Mientras él me estaba obligando a tocarle, recuerdo que trajo a casa una cinta de vídeo y la puso y me dijo que hiciera la mismo que hacía la chica en la película.
Se trataba de una película pornográfica.

No podía hacer aquellas cosas.
Primero, porqué aquellas imágenes me impactaron y segundo porqué Ismael me daba asco.

Yo estaba mirando aquello pero cómo quien mira el infinito. Supongo que me quedé dormida en mi mundo de fantasía, porqué realmente aquello en aquél momento me superó.

Recuerdo que Ismael empezó a tocarme, cómo un cerdo y me sentí sucia, tan sucia que solo tenía ganas de llorar, vomitar y morirme.

Empezó a decirme que yo era su putita.
Él se enfadaba porqué no ponía ganas en el asunto.
Cuando no ponía ganas tocaba mi sexo enfadado y me hacía daño.

Entonces entendía que tenía que hacerlo bien.

Ni siquiera recuerdo cómo acabó aquella noche. Tan solo recuerdo aquellas imágenes.
Sentimientos de tristeza profunda y humillación.




Había una vez una niña.... que gritaba por las noches para huir de su realidad

Había una vez una niña.... que fue abusada sexualmente


Ésta niña fuí yo.

Ésta niña son muchas.


lunes, 5 de agosto de 2013

Había una vez una niña...

Era verano.

Vivíamos en la casa grande del pueblo y la familia de mi agresor sexual tenían un piso en el mismo pueblo.
Solamente lo usaban en temporada de verano.
Yo siempre me alegraba de que vinieran, porqué así siempre podía pasar rato con S.

Pero hubo un año que dejó de ser feliz para mi.
El hermano mayor de S, decidió que también iba a amargarme el verano.

Entonces ya no tenía seis años, tendría doce, creo, mi mente no puede recordarlo del todo bien.
Recuerdo que mis padres trabajaban de noche en el mundo de la música y la hostelería y pusieron la confianza en dejar de canguro a el hermano mayor se S al que vamos a llamar Ismaél (para no poner su auténtico nombre)en nuestra casa durante unas semanas (unos días en los que nuestra canguro oficial no podía venir)

Recordar todo aquello me repugna y aún ahora me hace llorar.

Recuerdo cómo él subía a las habitaciones y intentaba que todos mis hermanos estuvieran dormidos.
Luego entraba en mi habitación (yo dormía con mi hermana menor) y él se sentaba al lado de mi cama, con la luz apagada y nos decía que nos iba a contar un cuento.
No sé que cuento estaba contando, yo solo recuerdo sus asquerosas manos recorriendo mis partes íntimas y yo llorando en silencio.
Hubo un momento en que sí que salí de las lágrimas porqué oí a mi hermana decir:

- ¿Y luego que pasó?

Vi que Ismaél se estaba perdiendo en el cuento.
Estaba mezclando dos cuentos a la vez y era incapaz de volver al hilo de la historia.

Recuerdo que terminado su nefasto intento de cuento, me "invitó" a bajar al comedor con él para que estuviéramos a solas.
No recuerdo que llevaba puesto yo.
Solo recuerdo lo que llevaba él.
Porqué recuerdo que se quitó la camiseta y llevaba un bañador que éstos que son estilo pantalón corto.
me quitó la goma del pelo y me puse a llorar.

Y me dijo que no llorara que la goma estaba  rota que la cosiera.

Yo lo dije que no sabia coser. El me enseñó. Se suponía que tenía que darle la vuelta a la goma de pelo.
Una cosa muy extraña.
Me sentó encima suyo y rápidamente noté que aquello no era normal.

Nada tenía sentido: Yo encima de un tipo, pero el me manejaba y yo estaba notando cómo se estaba excitando.
No entendía muy bien del todo, pero algo sabía.
Sabía que estaba abusando de mi y no me gustaba. No sabía cómo pararlo y tenía miedo.
Le dije que la goma ya estaba arreglada y que me iba a la cama.
Me dijo que no.

Intenté escabullirme, pero si me ponía de pié intentaba de nuevo que me sentara (ésta vez de frente) y fué peor, porqué no quería verle.

Finalmente (aquella noche me pude escapar) 

Subí en la habitación mi hermana dormía y yo lloraba, lloraba sin parar, en silencio, pegada en la almohada.
No podía creer que Ismaél hubiera llegado hasta aquí con éso.
Hubo un impacto fuerte a los seis años. Luego tocamientos cada vez que nos veíamos, pero aquél día me pilló por sorpresa y no tenía intención de parar.

Quería herirme hasta el final.

Continuará...






domingo, 4 de agosto de 2013

EL ABUSO SEXUAL SIGUE SIENDO UN GRAN TEMA TABÚ

Estoy realmente alucinada con las cifras de abusos sexuales.

Estoy alucinada de que estemos en el siglo XXI y para según que cosas se supone que somos muy liberales y que se puede hablar de sexo.
¿Se puede hablar de sexo para y por qué? ¿Con que finalidad?

Sigue habiendo una puerta cerrada acerca del sexo. LOS ABUSOS SEXUALES A LA INFANCIA.
Solo hace falta entrar en una página de facebook y tiene muchos más likes una rubia que ha aparecido en un capítulo de "Dos hombres y medio" que una Fundación para los abusos sexuales.

ACTUALMENTE TAN SOLO SE CONOCEN EL 2% DE LOS CASOS DE ABUSOS SEXUALES

- 1 de cada 4 niñas es abusada sexualmente antes de cumplir los 18 años
- 1 de cada 6 niños es abusado sexualmente antes de cumplir los 18 años

Según un estudio elaborado por 24 psicólogas del Programa de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva (PASSIR) que entrevistaron a 1.015 mujeres, de las que 365 habían sufrido abusos:



Una de cada tres mujeres sufrió en la niñez esa agresión

Las que optan por guardarse el secreto se sienten indefensas y callan por miedo a represalias.
"Muchas veces el abusador amenaza a la víctima con actos agresivos y la avisa de que, si confiesa, puede causar problemas en la familia, como la separación de sus padres"

Y lo cierto es que sólo la mitad de las que reveló su experiencia recibió apoyo. Una de cada cinco fue culpabilizada del abuso y el resto recibió indiferencia. "Algunas familias lo aceptan, pero otras se convencen de que no es grave, y que es mejor olvidar",

Tres de cada cuatro víctimas menores de 13 años recurren a sus madres. Y reciben más apoyo a esa edad que en la adolescencia. "Una niña no tiene la capacidad de mentir sobre esos temas. Y la madre, aún muy ligada emocionalmente a su hija, se siente obligada a responder contundentemente",

Los amigos cobran protagonismo en la confesión de los abusos entrada la adolescencia. Las mujeres entrevistadas que explicaron su historia cumplidos los 13 años lo hicieron, en igual porcentaje, a madres que a amigos. "En la adolescencia, los abusos suelen ser más graves y las jóvenes que los sufren", apunta Lopetegui, "son consideradas a veces incitadoras". Sólo el 10% de las mujeres que reveló su experiencia escogió a psicológicos o terapeutas como confidentes. La ocultación de los hechos hace disminuir la confianza de la víctima e incrementa su culpa. "La joven sufre fuertes sentimientos negativos, no sólo hacia el agresor, sino hacia sí misma por no haber sabido defenderse".

El 34,2% de las nacidas en Cataluña relató haber sufrido abusos sexuales en la infancia. El porcentaje aumentaba hasta el 60,5% 

Sólo el 34,4% de las víctimas lo contó. De las que lo hicieron, el 63,5% acudió a su madre, el 28,8% a amigos y el 9,6% a profesionales. Al 18,2% le culparon de lo sucedido.




Otros datos

 - Entre el 30 y el 40% de las víctimas son abusadas por un miembro de la familia.                                                                                                                                                 Otro 50% son abusadas por alguien cercano a la familia y de confianza                                                                                                                                                          - El 40% es abusada por algún niño mayor conocido.                                                                                                     -10% algún extraño

- La edad media de los abusos sexuales denunciados es de 9 años.

- Más del 20% de los niños es abusado sexualmente antes de cumplir 8 años                                                                                                                                                                 - Cerca del 50% de las víctimas de sodomía, violaciones con un objeto y tocamientos forzados son niños             menores de 12 años.                                                                                                                                                                                                                                                          - Más del 30% de las víctimas nunca revela la experiencia a NADIE.

- El 50% de los niños revela el abuso (de éstos solo el 15% es denunciado y tan solo un 5% procesado) 



El abuso sexual infantil puede llegar a afectar a un 15 o 20 por ciento de la población, lo que supone un problema social importante y que afecta a los dos sexos

los abusos sexuales producidos en la infancia provocan en el adulto «una existencia angustiosa, depresiva y drogodependencias varias, con posibles problemas de personalidad y frecuentes ataques fóbicos y de pánico».

En datos, un 70% de víctimas de abuso sexual presenta secuelas a corto plazo, reduciendo esta cifra a un 50% si es a largo plazo, pero la mayoría de los casos presentan cierta inestabilidad a lo largo de su vida.

Mayor incidencia en las niñas


El género femenino es un «factor de riesgo», ya que se produce una mayor incidencia en las niñas que en los niños en una proporción de dos a tres niñas por niño, debido a que la mayoría de los agresores son varones heterosexuales.
Asimismo, las edades de más riesgo son entre seis a ocho años, prioritariamente niñas, y también de once a trece años, en este caso, sobre todo, chicos en la pubertad.
estrés post-traumático, mayor tristeza y más problemas en los colegios.
Las abusadas tienen más riesgo se sufrir un trastorno alimenticio, promiscuidad sexual, problemas sexuales, trastornos emocionales, etc....
Todo dependerá en función del trauma y de la persona.
Hay personas que les dá por ser más promiscuas y otras que les dá por no querer descubrir el sexo.





Los niños son como el amanecer de cada nuevo día, lleno de esperanzas y alegrías

viernes, 2 de agosto de 2013

Carta a Sandra

*El nombre a la remitente a sido cambiado por respeto a su real identidad*

Hola Sandra:

Sabes quien soy. No es una pregunta. Es una afirmación.
Nos conocemos desde....desde que nacimos.

Nuestras familias eran íntimas amigas y curiosamente tu y yo teníamos la misma edad.
Encontré en ti una hermana, una amiga incondicional (casi la única amiga) una confidente y todo éso a medida que iban pasando los años.



Para mi siempre fuiste una persona muy especial.
Tan especial que fuiste la primera en saber (a parte de los psicólogos y mi pareja) que tu hermano mayor abusó de mi durante mi infancia y parte de la adolescencia.

Tu postura:

- No se lo cuentes a nadie (podrías hacer daño a mucha gente)
- Tienes que pedirle perdón a ésta persona (pues hay gente que ha perdonado cosas peores)

En aquel momento supe que te había perdido para siempre.



Incluso cuando tu hermano confesó los hechos, te negaste a creerlo.
Sigues creyendo que yo soy la mentirosa y que el pobre de tu hermano nunca me hizo nada.
Que cómo mucho fueron juegos de niños.

Te diré una cosa señorita, sé que te acabas de sacar la carrera de psicología, pero a mi me lleva el director de psiquiatría de el Hospital de Sant Pau en Barcelona.
Así que no voy a tolerar que pongas en duda mis secuelas o mi raíz del trastorno de personalidad, porqué los médicos ya me dijeron cual era la base.

Por si no recuerdas tu lección de psicología, ya te la repito yo.

¿Que causa el TLP?

La patogenia más acertada es la que se basa en el modelo bio-socio-psicológico que incluye vulnerabilidad personal innata, acoplada a un entorno traumático al individuo, resultando en reacciones poco adaptadoras de su parte.

Hablando en plata (base traumática) en la que se dividen

- Entorno familiar desestructurado en la infancia.
- Abusos sexuales
- Falta de atención o carencias afectivas.
- Otros (que para DSM-V aun no se ha determinado su futura inclusión)

Ahora vienen las famosas formulaciones....

¿No podría ser qué tu causa de TLP fuera otra?

Podría, claro, si fuera otra persona con otro entorno familiar.
Pero resulta que mi psiquiatra y el equipo de especialistas de el hospital me diagnosticaron TLP con ésta base de raíz (y lo que costó)


¿No podría ser que hubieras manipulado las pruebas? (porqué tu eres muy manipuladora y seguro que engañaste a los psiquiatras...)

Podría ser que mañana llovieran caramelos del cielo, pero va a ser que no.
Igual que no se pueden manipular unas pruebas psiquiátricas, porqué se trata de muchos tests y no solo escritos, sino psicoanalíticos, pruebas de conducta, analisis de sangre, antecedentes, medicaciones.
Al igual que yo no puedo ir allí e inventarme que tengo esquizofrenia de repente.


Mi hermano no es ningún violador, tu eres una mentirosa.

Tu hermano lo ha reconocido. 
Si no te lo quieres creer, no es mi problema. Yo ya estoy tirando adelante.


Mi hermano lo está pasando muy mal

Tu hermano no está pasando ni un pelín del sufrimiento de lo que yo pasé. 
Ni de lo que nos ha echo pasar a mi familia.

...................................................................................................


Y cómo éstas....infinidad.
Pero no voy a seguir.
Solo espero que puedas ser objetiva, aunque se que ésto no ocurrirá y aquél café que te pedí, sigue en pié.

No quiero recuperar la relación que teníamos, para nada.
Solo, que si tienes algo que decirme, cómo te dije, no se lo cuentes a terceras personas.
Dímelo a mi, que se agradece, y así no te inventas lo de "no tengo nada que decirte"

Ah, y otra cosita, ya que seguramente no nos volveremos a ver nunca más.
A tu hermano no le deseé nada, porqué no creo que se merezca nada más que pagar por lo que hizo, pero a ti si que te voy  a desear algo:

Deseo que nunca tengas que sufrir los abusos sexuales de nadie, ni tu ni nadie de tu familia, es un daño que te crea secuelas de por vida.
Y...en segundo lugar, yo ya aprendí a perdonar hace mucho tiempo. Solo tienes que ver a mi alrededor.



"Las personas cambian cuando se dan cuenta del potencial que tienen para cambiar las cosas"

Paulo Coelho