Noia de Vidre (aquesta ets tu)

Loading...

lunes, 29 de diciembre de 2014

Las bolas de navidad están sobrevaloradas

A la mayoría de la gente le gusta la Navidad.
Época de felicidad y buenos propósitos.

Lo que mucha gente ignora es que la Navidad cae justamente entre otoño e invierno, y mientras muchas familias celebran su navidad ideal, el numero de suicidios a nivel estatal augmenta un 40% durante las épocas navideñas.
¿La razón? Los especialistas indican que "la Navidad recuerda a las personas sus problemas económicos, la lejanía o la muerte de seres queridos, las rupturas amorosas y problemas familiares. Es la época en que la gente evalúa si se cumplieron o no sus metas"

La mayoría de anuncios, relatos, publicidad, sonrisas y mensajes, nos hacen llegar un mensaje positivo de la navidad. 
A menudo, demasiado positivo, como las luces de colores de las calles o los "Papá Nöel" en cada esquina comercial.

Las bolas de navidad están sobrevaloradas.
Todos queremos un perfecto arbol de navidad en casa, y cuando lo tenemos, no le hacemos ni caso.

Soñamos con una navidad llena de nieve y renos blancos, aunque vivamos en una ciudad llena de coches y humo.
Soñamos con aquella Navidad de "Julia Roberts" y el Pavo asado de Fin de año.

Y puestos a soñar, soñemos también que ponemos los calcetines rojos de Santa Claus en la chimenea y cantemos villancicos mientras comemos polvorones de canela.

¿Verdad que sueña bonito?

La realidad es que no tenemos una navidad estadounidense (primera cosa que tiene que meterse mucha gente en la cabeza)

Segunda realidad: La Navidad está sobrevalorada, és decir, siempre habrá mensajes bombardeantes sobre cual es la mejor Navidad o de como debes vivirla. 
No te dejes influenciar. Sea cual sea tu creencia o situación, tu Navidad es buena.

Puedes ser tradicional o no, pero si por no deprimirte, prefieres hacer una Navidad a tu medida, hazlo, no hay reglas. Lo importante, sea Navidad, semana santa o vacaciones de verano, es que sonrías y no te sientas obligado a nada.



             ¡FELIZ NO NAVIDAD!