Noia de Vidre (aquesta ets tu)

Loading...

domingo, 4 de marzo de 2012

La vida de Anne

Anne sabía que aquél dia las cosas se complicarían. Ultimamente no sabía muy bien como reaccionar ante los asuntos de la vida.
Era pronto, el reloj aún no marcaba las ocho de la mañana. Anne no había dormido y mientras se disponía a escuchar su rutinario contestador, ella se preparaba un delicioso café.
"No tiene mensajes"
Era de esperar. Anne nunca tenía mensajes.
Se vistió y salió al jardín a tomarse el café mirando su piscina pensando en que le encantaría ser un pez, quizá una sirena, però sin embargo ella siempre había soñado en ser un pájaro.
No entendía porqué ahora le gustaría ser un pez.
¡Maldita sea...los peces no tienen memoria! ¿porqué querria ser un pez en vez de un lindo pájaro y poder volar libremente?

Anne dejó la taza de café en un rincón del suelo y sin dudarlo se sumergió dentro de la piscina.
Se sentó en el fondo, aún sin saber cómo.
Y simplemente pensó.
Al principio le gustó.


Le gustaba notar toda su ropa empapada, pesada y saber que no podía respirar debajo del agua, que debía aguantar, cómo un pez.
Se observó. Se resigió la cara con sus finos dedos intentando recordar aquél momento.
Pensó en terminar así. En qué su final fuera aquél. Morir debajo del agua, con aquella sensación que tampoco le desagradaba.
Entonces, justo entonces, recordó que no se terminó el café.
Pegó un salto hacia la superficie anhelando aire y se dió cuenta de que lo que deseaba en realidad no era el café, ni ser un pez.
Lo que quería era ser un pájaro.

Anne entró en el porche se desnudó,se tapó con una manta de lana y se acomodó en la silla de su abuela.

Anne estaba inquieta.
No podía creer poqué había hecho tal cosa.
Estaba tiritando. Seguía mojada, pero no quería secarse.
Se quedó mirando la piscina desde el porche.
Ya no la miró con los mismos ojos.
Nunca la pudo ver del mismo modo.
Anne decidió levantarse para ir a preparar un baño caliente y así dejar de pensar en la piscina, pero justo cuando se levantó, algo la sorprendió gratamente.
Una golondrina aterrizó medio perdida en la puerta del porche de la casa de Anne.
Ella la cogió y lloró de alegría sabiendo que la primavera había llegado trayendo una buena noticia.
Le puso agua a la golondrina y la dejó volar por el jardín, pero curiosamente, la pequeña golondrina no se iba de allí.
Entonces Anne habló con ella y le preguntó:

- ¿Porqué no quieres irte? eres libre, vuela. No quiero retenerte.
La golondrina simplemente inclinó la cabeza. Y Anne se quitó la manta que cubría su cuerpo y dijo:

- Está bien. Volaremos juntas.

Algunos lo llamaron locura. Otros milagro.
El caso és que aquél dia alguna gente vió salir volar a dos golondrinas preciosas de casa de Anne.


Cada primavera vuelven al porche a recordar aquél precioso momento y luego vuelven a partir.
Las dos juntas siempre.
Libres.
¿Leyenda? Anne lo llamó VIDA

18 comentarios:

  1. Me ha ENCANTADO!!!
    Precioso chiquilla ;)

    Un besote... me voy a mimir!

    ResponderEliminar
  2. Un bello microrelato, incorporando la magia, que a mi en lo personal. me encanta...
    Besitos en el alma
    Scarlet21807

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tus besos en el alma, que siempre me gustan. Un besito para ti! :)

    ResponderEliminar
  4. Qué chulo... Ahora podré echarme una siesta sintiendo lo has escrito.

    ResponderEliminar
  5. Es una linda historia, no me gusta recomendar mis entradas, porque me da la sensación de que estoy mendigando visitas, pero no puedo por menos que recordar un cuento que escribí en el 2009, y que el año pasado han ilustrado en la clase de mi hija.



    http://rdelavega.blogspot.com/2011/04/gorrion.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Me pasaré cuando pueda a ver la entrada de tu blog, y no seas bobo, que no mendigas, sabes de sobras que me encantan tus historias :P

      Un beso!

      Eliminar
  6. Qué bueno el relato, me ha gustado! =)

    ResponderEliminar
  7. Tus palabras me acaban de arrastrar... me han secuestrado por momentos ya ahora que vuelvo a la realidad..,
    te mando mis abrazos almendrados ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bufff! muchisimas gracias! un abrazo enorme! :)

      Eliminar
  8. Preciosa historia llena de sensibilidad, ternura y buen gusto.

    Un placer su lectura.

    ResponderEliminar
  9. es una historia muy bella, llena de sentimiento. Pero vamos que yo no me hubiera metido en la piscina si tan claro tuviera que quería ser pájaro...
    Y pájaro tampoco sería nunca!! que pereza!! todo el día moviendo las alas....
    Yo quiero ser gata!!! tirarme a cuanto gato conociera en el tejado de mi casa y dormir el resto del día.... miau.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja, buenisimo!
      Ya echaba de menos tus comentarios!

      Ahora entiendo porqué no te meteria en la piscina primero ;P
      miauuuuu!

      Eliminar