Noia de Vidre (aquesta ets tu)

Loading...

sábado, 21 de enero de 2012

Eres la perla que le falta a mi collar

En un dia cómo hoy me encantaría volver a verte, pero ya no estás aquí.
En un dia cómo hoy, volvería a ir hasta la ciudad y subir hasta el piso numero quince para volver a ver tu sonrisa, abriéndome la puerta y oliendo la comida (ya desde el ascensor) seguramente me hubieras cocinado croquetas. Aquellas deliciosas croquetas que tanto me gustaban y que han pasado de generacion en generacion pero que sólo tu sabías hacerlas.
Seguiríamos con un postre de fruta para darle el toque sano y me hubieras desgranado una granada con delicadeza. 
La hubieras golpeado con el culo de una cuchara (siempre lo hacías así) y nunca se te caían trozitos de piel amarga.
Tras la comida, nos sentaríamos en el sofá, hablaríamos del abuelo, de lo mucho que lo echamos de menos y de cómo se dormía en su sillón viendo los partidos de tenis.
Sonreirías con los ojos humedecidos y me dirías si quiero una infusión o un café, que yo te ayudaría a preparar.
Seguiríamos la charla en la cocina, mirando "la novela" en la tele pequeñita, aquella tele roja que tenías y me dirías susurrando: - abre el armario que me han traído unas galletas danesas bueníssimas, te las regalo -
Lo decías cómo si alguien fuera a oírnos, o cómo si tubiera que ser un secreto. 
Me encantaban ésos momentos de complicidad.
Cualquier cosa comestible, si estaba en uno de tus armarios era todabía más deliciosa.


Luego nos sentábamos en el sofá a tomar el café y a comer galletas y te contaba mis penas. 
Me gustaba que me comprendieras tanto...


Luego nos quedábamos dormidas y al despertar me esperaba mi postre / merienda favorito: arroz con leche.
Que bueno que estaba y que bien que te quedaba.
A ti siempre todo te quedaba bueno.


Si tubiera que arrepentirme de alguna cosa sería de no haber pasado más tiempo contigo.




Y me arrepiento...
Supongo que me arrepiento porque te echo tanto de menos.
¡Oh Dios! Me gustaria tanto que estubieras aquí conmigo... necesito que estés aquí conmigo, porqué tu bien sabes que nadie cómo tu me ha comprendido nunca.


Te necesito para que me ayudes a tomar decisiones importantes en mi vida y ya no estás.
Tras pasar años no me acostumbro a tu ausencia. Casi siempre sueño contigo (solamente cuando puedo soñar)
Me encantaría poder abrazarte y oler el olor de tu ropa, para saber que puedo estar tranquila.


Jamás he podido olvidar lo que me dijiste antes de irte con los ángeles:
- Eres la perla que le falta a mi collar -


Espero que estés donde estés tengas un buen collar de perlas, porque, ¡maldita sea! no puedo ser ésa perla.

Te fuiste en el momento más importante de mi vida. Y no es un reproche. Pero me haces falta.
Fuiste una de las personas más importantes de mi vida.
Ahora cada vez que veo un collar de perlas me acuerdo de tí y en todo lo que no supe hacer bien.


Una vez, no hace mucho, una persona me preguntó si creía tener un ángel de la guarda.
Yo le respondí que si, muy convencida.
Sé que eres tu.
Sé que me proteges y que vienes a verme para que a "ésa perla" no le falte de nada y esté bien protegida.
Supongo que debe ser por mi hipersensibilidad o por otras cosas que no sé describir. 
Cuando ya me encuentro sola y desesperada y me harto de llorar hay una brisa de esperanza y eres tu. Las dos lo sabemos.


En esos momentos me encantaria que fueras real y que vinieras con una taza de café a mi lado y no tener que estar yo sola tomándome el café, echándote de menos.


Necesito tantas respuestas, tantos abrazos, tantas miradas complacientes...


Lloro por fuera y me rio por dentro recordando millones de momentos juntas. Me encantava que te esperaras junto a la puerta mientras yo picaba los tres botones del ascensor y jugábamos a ver cual llegaba primero.


Lo hiciste muy bien, no sólo éso. TODO.
Fuiste una abuela maravillosa, una abuela ejemplar. No consigo olvidarte aunque hayan pasado años...
Cuando sea abuela quiero ser cómo tu y llevar un collar de perlas con tu nombre.
De momento seguiré esperando que vengas en las noches de insomnio en las que la angustia se apodera de mi y cómo una brisa suave me calmes.


Sé que no puedes quedarte, aunque lo desee, pero has conseguido que me de cuenta de que estás junto a mi.
Prometo ser "una perla"
Déjame tiempo para pulirme. Lo estoy haciendo, de veras, pero me cuesta horrores.


Ven a verme siempre que puedas. Me calma.
Supongo que no hace falta decir que te quiero, pero te lo diré de nuevo igual que te lo digo muchas veces:


T'ESTIMO ÀVIA







22 comentarios:

  1. Cómo se les echa de menos...
    La frase es preciosa y tú tienes un gran talento en la redacción.

    ResponderEliminar
  2. las abuelas pueden ser muy especiales. yo tuve una bisabuela que era maravillosa y también la echo de menos. ahora me queda una abuela estupenda y otra... que es horrible. pero bueno, tengo una estupenda. y una bisabuela en el cielo.
    me ha gustado mucho.
    un beso.

    ResponderEliminar
  3. Ayyy si!!! que bien nena! ya tambien tuve una bisabuela estupenda que tambien está en el cielo.
    Un besote! :)

    ResponderEliminar
  4. Esa perla te está cuidando. Seguro.

    ResponderEliminar
  5. Las personas asi de especiales siempre están con nosotros :) No te sientas mal, si ella te dijo que eras su perla fue por algo ;)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Creo que no podría expresarme mejor esa necesidad de llenar el vacío, de completar el círculo con la persona que falta. Desgraciadamente, las personas se van, pero como tú bien dices, se van de sus cocinas, de sus tazas de te y de sus platitos de arroz con leche...pero no se van.
    De una u otra manera están ahí, a un recuerdo de distancia. Tan solo a un recuerdo de distancia.

    Gracias por esta alucinante entrada y por compartirla con nosotros.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  7. Hola, Solo Pasaba Para Decirte Que Tu Novela Es Muy Buena Y Hojala Pases Por La Mia ......
    Kuidatee Bsoo (:

    ResponderEliminar
  8. Buenos dias preciosidades!

    Jaimary: tienes toda la razón y no me siento mal, pero hay momentos en los que una echa en falta esos abrazos.

    FeoMontes: Me ha encantado tu comentario, senota que has comprendido 100% el texto y lo que quería decir.

    Os invito a que sigais mi blog ya que a las dos hace tiempo que os sigo (y lo sabeis) jejejejeje, un besote enorme, y nos vamos leyendo por el mundo bloguero! Muakis!

    Nikita: Gracias! En cuanto pueda me paso por tu blog. Bienvenida seas y te invito a seguirme.

    ResponderEliminar
  9. Es una lástima, yo no tengo recuerdos de mis abuelos. No los conocí. Y tengo suerte, afortunadamente y aunque me tengo fallecidos cercanos no tengo esa "necesidad" de sentirlos cerca. Los recuerdo, los quiero incluso los echo de menos, pero no puedo entender esa necesidad.

    P.D. Recordatorio para la próxima vez que visite tu blog: Venir con escopeta de plomos. Como se vuelva a poner el gorrión tuitero en un párrafo que esté leyendo le disparo.

    ResponderEliminar
  10. Bubo: no es una "necesidad" o quizá no es una necesidad constante, solamente una necesidad momentánea en sitaciones importantes de la vida, en las que echas de menos una abuela que te hizo de madre. En ésos momentos sientes necesidad de tenerla, pero no desesperacion.

    pd: me ha encantado eso del gorrión, jajajajaja, ay, que risaaaa! me encantas!

    ResponderEliminar
  11. http://rdelavega.blogspot.com/2011/10/rincones-vacios.html

    como no puedo decir nada, mejor te dejo esta entrada. Tengo otra posterior, también del mismo estilo, la otra se titula "Mi abuelo Meño".

    ResponderEliminar
  12. pues no se hable más! me miraré la entrada! :)

    ResponderEliminar
  13. Un relato que me emocionó hasta las lágrimas, me hiciste recordar a mi abuela, de la cual tengo tan bellos recuerdos como los tuyos.
    Me encantó tu forma de escribir, tan auténtica y con los sentimientos a flor de piel, ¡precioso!
    Por lo tanto me quedo en tu blog...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  14. ¡Quince pisos para una croqueta y arroz con leche!
    Espero que siempre funcione el ascensor... si yo tengo que subir quince pisos, me tienen que esperar por lo menos con una muy buena cena y un vino francés... y después hablamos de la abuela... ;-)

    abrazo

    ResponderEliminar
  15. Hermosos blog, con palabras bien profundas...
    Sigueme en http://hayquedisfrutarlavida.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  16. Scarlet2807: gracias por tus palabras tan sinceras, pero se te olbidó quedarte en mi blog :( siguéme! me hará mucha ilusion. Yo ya te sigo y me encanta tu blog. Un beso!

    Lucrecia: 15 pisos para una croqueta si si, y muchas veces subía por las escaleras, pero todas sabemos que me esperaba muchissimo más que una croqueta.
    Por cierto, me encantó tu blog, así que como ya te dije, si quieres puedes seguirme, a mi me haría mucha ilusión. Un saludo!

    Maruposa: Te sigo en tu blog, ya te he comentado alli, sígueme ;)

    Gracias y saludos a todas!

    ResponderEliminar
  17. Gracias reina! siempre se agradece tener nuevos seguidores! :)

    ResponderEliminar
  18. Hola noia, me ha gustado tu blog, me quedaré por aquí...
    gracias por visitar mi casa.
    Yo no he tenido abuelas, no se que es lo que se siente, he tenido personas cercanas que en uno u otro modo han podido hacer, interpretar ese papel, pero lógico, supongo que no será igual....

    ResponderEliminar
  19. Gracias Juana la Loca!
    da igual que no hayas tenido abuelas, si has tenido personas que te han querido y tu a ellas, puedes hacerte una pequeña idea.
    Nos leemos por el mundo bloguero.
    Saludos!!!! ;)

    ResponderEliminar